Cuckold y Cuckquean

Cuckold es un término popular en el mundo BDSM, pero ¿qué significa exactamente? Este artículo te cuenta todo lo que necesitas saber acerca de esta práctica sexual.

Cuckold y Cuckquean - ¿Qué significan?

Cuckold y cuckquean son dos palabras de procedencia anglosajona, que se han ido popularizando, sobre todo en el entorno del estilo de vida BDSM. Pero ¿qué significan exactamente?

En inglés, hay dos definiciones oficiales que responden a la pregunta de qué es un cuckold. La del diccionario es ‘marido de una mujer infiel o adúltera’. Su segunda definición se usa en sentido despectivo para menospreciar o insultar a un hombre. No obstante, las nuevas formas de exploración del deseo y fantasías sexuales de hombres y mujeres, han hecho que ‘cuckold’ haya ganado un significado nuevo.  

Cuckold se ha convertido en un término que define a aquel hombre que acepta que su mujer tenga relaciones sexuales con otro hombre y, a veces, también está presente en ellas en calidad de espectador.

¿Son los cuckold lo mismo que los cornudos? Sí, esa es la traducción al español del término, aunque para definirlo en el contexto del BDSM hablaríamos de cornudos consentidores. Aunque, el término en inglés es mucho más popular y, además, implica que ese consentidor lo hace como parte de un juego sexual de pareja y no por otras razones.  

Por otro lado, como ya estarás intuyendo, una cuckquean es la versión femenina del cuckload. O sea, una cornuda consentidora.

Origen del término

Cuckold proviene del cuco (cuckoo en inglés), un pájaro conocido por el hábito de las hembras de dejar los huevos en el nido de otros, con el fin de que estos los cuiden, sin que el mancho sospeche nada. 

Esta acción de engaño del cuco hembra tiene su paralelismo con el significado que cuckload, que es el marido de una mujer infiel. El término cuckold fue acuñado por primera vez en la literatura del siglo XXIII y utilizado por varios autores para definir a un hombre del que todo el pueblo sabía que era un cornudo. 

Con el paso del tiempo, el término se ha transformado humorísticamente para denominar al fetiche que tienen algunos hombres de disfrutar mirando a su mujer tener sexo con otro hombre.
 
 

Cuckold ¿un fenónemo de la escena BDSM?

Los cuckold o cornudos son un subconjunto de la escena BDSM. Se trata de un fetiche sexual que involucra a una pareja y a una tercera persona, pero no es un trío. Y la razón de que no lo sea es que uno de los miembros de la pareja (el cuckold o la cuckquean) no participan físicamente en el acto sexual. O sea, como el trío de Ross en la serie Friends. 

El significado de cuckolding, que así se llama la acción (o inacción, según se mire) del cuckold, puede diferir ligeramente cuando se asocian con estos otros términos del mundo BDSM:
 

Sumiso

El cuckold es un comportamiento sumiso del BDSM. Un marido cornudo reconoce que no puede satisfacer sexualmente a su mujer, porque tenga un pene pequeño, por problemas de pre-eyaculación u otros motivos. Debido a esto, él está de acuerdo con que su mujer se involucre en una actividad sexual con otro hombre que sí sea capaz de satisfacerla.

Dominante

Por otro lado, el fetiche de un hombre viendo a su esposa siendo complacida por otro hombre también puede ser un acto de dominancia en el mundo BDSM. Puede ser que el marido quiera ver a su esposa disfrutando sólo para poder castigarla después. También hay un término llamado ‘alpha cuckold’ (cornudo alfa) que significa que el marido, sólo para su placer, controla a su mujer imponiéndole con quién se va a acostar.

Masoquista

Cuckolding es una forma de masoquismo, ya que en su mayoría implica una humillación mental. El marido es consciente y está dispuesto a que su esposa esté en manos de otro hombre. Disfruta siendo humillado, degradado y experimenta actividades degradantes de su esposa y su amante sexual. El fetiche aquí es el sentimiento de ser dejado de lado debido a la falta de participación.

Cuando el marido se ve obligado a mirar, en contra su voluntad, no se considera cuckolding. Tampoco, si el marido participa sexualmente, de alguna manera.

Voyeur

El cuckold también puede considerarse voyerista, ya que el voyerismo es el acto de obtener placer observando actitudes íntimas o sexuales de otros, sean estos conscientes, o no. El cuckolding se da bajo las estrictas normas de consentimiento de los tres individuos involucrados. 

El voyerismo no significa que las personas involucradas en el acto sexual sepan que están siendo observadas, eso es ilegal y el consentimiento es importante (especialmente en cuckolding). Pero, aun así, el voyerismo también está relacionado con el fetiche de ver a los individuos desnudarse, masturbarse o disfrutar de su excitación, sin saber que están siendo observados.

Según los practicantes del BDSM, este tipo de fetiche voyerista puede ser muy satisfactorio, pero es una violación de la privacidad.

El cuckolding promete mejorar el sexo ¿es eso cierto?

La respuesta a la pregunta es: depende. Hay un lado negativo y otro positivo en el cuckolding. La desventaja es que cuando la mujer obtiene tanto placer sexual con el otro hombre, puede desarrollar sentimientos y emociones hacia él, que van más allá del deseo físico. Esto podría afectar su relación con su pareja a nivel emocional. 

El lado positivo es que cuckolding puede ser una experiencia excitante, especialmente si la pareja casada practica una relación sexual de dominancia-sumisión. A algunos hombres les gusta mucho la idea de ser humillados al principio (ser el marido cornudo o el cuckold) y luego castigar a su mujer por disfrutar con otro hombre, como parte de su juego BDSM.  Esto podría mejorar el sexo entre ellos, ya que ambos han jugado con los sentimientos del otro y están buscando venganza. Y ya sabes lo que dicen, el sexo por venganza siempre es bueno.

¿Soy una Cuckold o una Cuckquean?

Recomendación Personalizada

Lisa
¿Qué web de citas es la adecuada para ti?

Consigue tu recomendación personalizada

Consigue más información...

Atrás